Después de las navidades siempre va bien tener un plan B/detox y por ello hoy os hablamos de un remedio casero BBB: la infusión de limón y jengibre.

Una de las cosas que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida es desintoxicar y limpiar el cuerpo regularmente para eliminar todo aquello que no necesita.

Es muy sencillo, ya sabéis que nunca hacemos cosas complicadas, eso lo dejamos para los expertos.

¿Ingredientes?

  • 1 litro de agua
  • El zumo de 1 o 2 limones (en función de lo concentración que deseéis)
  • Cáscara de limón para intensificar el sabor
  • 3-4 trozos pequeños de jengibre
  • Alternativas: Podéis añadirle menta y/o pepino

¿La preparación? Sencillísimo, basta con poner un cazo con el agua al fuego, añadir todos los ingredientes y llevar a ebullición.

¿Cuándo tomarlo? El mejor momento del día para tomarlo es en ayunas pues nuestro organismo está más “receptivo”. De todas formas, podéis tomarlo durante todo el día frío como una limonada o caliente en forma de infusión.

Tip: El jengibre se echa a perder demasiado rápido y en cada infusión usaremos muy poco así que el truco está en una vez en casa, trocearlo y envolverlo en papel de aluminio para finalmente, meterlo en el congelador. Así nos durará más tiempo conservando todas sus propiedades.

Ahora ya no tendréis excusas para disfrutar de las comilonas navideñas nunca más.