La semana pasada tuvimos la gran suerte de asistir a una de las cenas integrantes del Ciclo de jornadas gastronómicas que Grup Andilana, junto al Espai de Peix de Palamós, ha organizado para este 2019. Este ciclo, que se desarrollará a lo largo del año, pretende ser un homenaje al producto de mar, y en especial,  a los pescadores de la Llotja de Palamós.

“Un viaje con 6 paradas a la esencia del mar y a los tesoros que éste ofrece para poner en valor el sabor y la tradición de nuestra cultura mediterránea.”

div

CUÁNDO

Como ya os avanzábamos al principio, organizarán una cena #SaboryTradición cada 2 meses en los distintos restaurantes del grupo.

¿El planning? Aquí lo tenéis:

  • 14 de marzo, en Vista Mare
  • 11 de abril, en Market
  • 23 de mayo, Balthazar
  • 20 de junio, Hotel Trias
  • 26 de septiembre, Rita
  • 17 de octubre, Flamant

Podéis comprar vuestra entrada en la plataforma de Atrápalo. ¿Su precio? 25€ por persona, nada mal!

div

ESPACIO

La cena tuvo lugar muy cerca de uno  de los puntos más emblemáticos de Baracelona y que, desde hace poquito, se vuelve a mostrar en todo su esplendor: en el Market, a tocar del Mercat de Sant Antoni. 

El Market es un restaurante íntimo, con luz tenue y atmósfera acogedora. Ideal para una cita romántica.

div

MENÚ DEGUSTACIÓN

“Sabor y Tradición” presenta un menú degustación de 5 platos y un postre en el que descubrimos la cocina marinera de a bordo. El pescado de temporada es el absoluto protagonista.

Además, descubriréis pescado blanco y azul no tan conocidos como los Jureles, las Potas, la Caballa o las Pintarrojas.

Un menú que rinde homenaje al sacrificio y pasión que demuestran los pescadores saliendo cada día a faenar. ¿Queréis saber qué comimos? Seguid leyendo.

Empezamos con un Escabeche suave de Jurel seguido de unos Fideos rossejats con allioli, un Filete de Jurel sofrito con tomate al vermú de bota, un romesco de Pintarroja y Cananes a la Brutesca.

Y para acabar, un postre riquísimo: Pastel de los Agustins de Palamós con licor casero. YUM!

Toda la cena estuvo maridada con Blanc Pescador. Un vino al que, personalmente, le tengo mucho cariño pues es el favorito de mi madre 🙂

Esperamos que hayáis disfrutado de la experiencia y que os apuntéis a la próxima cena el 23 de mayo en restaurante Balthazar. ¡Allí nos vemos!