Cuba es un país de contrastes, con historia, con naturaleza y con sonrisas. Un país que nos dejó prendados de sus gentes, un país al que volveremos seguro y un viaje difícilmente superable.

A continuación veréis el mapa de lugares y restaurantes visitados durante nuestra ruta de 15 días por la parte oeste de la Isla de Cuba.

I) LA HABANA

Podéis reservar La Habana para el final del viaje, porque seguramente vuestro aeropuerto de llegada y salida sea el de José Martí.

Con 2 días enteros en La Habana es más que suficiente, sobre todo si realizáis una estancia de (sólo) 15 días en Cuba como nosotros.

¿Alojamiento?

Muy recomendable dormir en la Habana Vieja, nosotros nos alojamos en una casa particular llamada Casa Colonial 1715.

¿Dónde comer?

  • Tomad un helado en la mítica Coppelia y disponeos a hacer cola bajo un sol abrasador.
  • Un restaurante imprescindible y que os recomendamos reservar para la última noche como despedida es Café Laurent.

Café Laurent es un restaurante ubicado en en un elegante ático de un bloque de apartamentos de los años 50.

Una auténtica joya que está liderando la revolución gastronómica habanera. El chef cubano Dayron Aviles Alfonso -con una larga trayectoria en restaurantes de San Sebastián y Buenos Aires- ha creado un menú innovador, basado en la cocina vasca y en productos de calidad de la zona.

Calle M e/19 y 21 No. 257 ático, Vedado

Reservad mesa en el balcón del ático.

Facebook – Café Laurent

 +53 7 8312090


II) VIÑALES

El pequeño pueblo de Viñales, ubicado en la provincia de Pinar del Río, al oeste de la isla, es un conjunto montañoso de singular belleza que vale mucho la pena visitar.

Quizás fue de los lugares que más nos sorprendió de Cuba y una de las paradas que más recomendamos, pues queda fuera de la ruta turística habitual.

¿Alojamiento?

Recomendamos buscar una Casa Particular en la calle principal.

¿Dónde comer?

  • El Olivo, comimos y cenamos allí cada día. OJO los platos son enormes, recomendamos coger un primero y un segundo todo para compartir.
  • Balcón del Valle, su ubicación es ideal porque es una plataforma elevada en la que se disfruta de una vista espectacular al Valle de Viñales. Se puede llegar en taxi desde el pueblo por 1CUC, cantidades muy abundantes nosotros hicimos 1 plato entre 2 (10 CUC/pp).

¿Qué hacer?

  • Excursión a caballo disfrutando de la naturaleza que nos regala el Valle de Viñales. ¡Nos encantó! Y eso que al final de la excursión de 6h trotando, mi caballo resbaló (había llovido y todos los caminos eran barro) y mi cámara réflex se fue al garete.
  • Ir a pasar el día a Cayo Jutías. Tip: una vez allí caminad hasta el final del cayo porque es donde está la zona más virgen y bonita. Se llega en taxi, ida y vuelta 15CUC por persona.

No es necesario ir a la Cueva del Indio, os lo ofrecerán pero no vale la pena.


III) TRINIDAD DE CUBA

Trinidad es una parada obligatoria en vuestra visita a Cuba, una ciudad detenida en el tiempo que os enamorará.

La arquitectura de los siglos coloniales se expresa en sus viviendas, calles, plazas y plazoletas. La urbe fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en 1988.

Fundada en 1514, se convirtió en la tercera villa cubana y está ubicada entre el mar y las montañas de Guamuahaya, históricamente conocidas como El Escambray.

¿Alojamiento?

Buscad una Casa Particular u hotel boutique (aquí sí hay monos) cerca de La Casa de la Música, que es la zona más céntrica.

¿Qué hacer?

1) Reservad una tarde para visitar el pueblo y acabar cenando y tomando un mojito cubano en La Casa de la Música.

2) Excursión de 1 día a Playa Ancón. Sale un autobús des del centro del pueblo por 2CUC de ida y vuelta.

3) Excursión de 1 día al Parque Topes de Collantes, haciendo senderismo a alguna de las cascadas. Nosotros escogimos El Salto del Caburní y nos encantó.


IV) SANTA CLARA

Visitar sólo si queréis empaparos de la historia de Che Guevara y visitar el mausoleo.


V) CAYO SANTA MARÍA

Recomendamos acabar el viaje relajándoos en uno de los Cayos: baños de sol y mar, atardeceres espectaculares y un buen libro (btw, un “cayo” es una isla de una isla).

Escogimos este Cayo porque se podía llegar por carretera (Pedraplén) a través del mar y no había que tomar un vuelo, es uno de los más bonitos y más protegidos (con el permiso de Cayo Largo).

Cayo Largo es una mejor opción a nivel naturaleza y exclusividad, pero el budget necesario para ir 3-4 días era muy alto y acabamos decantándonos por Cayo Santa María.

¿Alojamiento?

Estuvimos 3 noches en Villa Las Brujas y no os lo recomendamos. Quizás vale la pena pagar un poco más en otros resorts.

¿Qué hacer?

Además de no hacer nada, podéis contratar actividades náuticas (submarinismo, catamarán, etc.) en La Marina.

En definitiva, esperamos haberos convencido de que DEBÉIS conocer esta Isla cuanto antes. ¿Lo mejor? Los atardeceres.

Dejadnos vuestras dudas y preguntas en los comentarios y os responderemos tan pronto podamos 🙂